Preguntas frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19

Lea las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19.

View in English

Preguntas sobre seguridad y elegibilidad

Preguntas sobre los puntos de vacunación

Otras preguntas sobre las vacunas

Johnson & Johnson preguntas sobre las vacunas

Preguntas sobre seguridad y elegibilidad

¿Las vacunas contra el COVID-19 son seguras?

Existen muchas medidas de protección estrictas y se adoptan una serie de procedimientos durante el desarrollo de las vacunas para garantizar que cualquier vacuna cuyo uso se autorice sea segura y eficaz. Los desarrolladores de vacunas están obligados a pasar por un riguroso proceso de varias etapas que incluye ensayos a gran escala (fase III) en los que participan decenas de miles de personas.
 
En los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 participaron más de 70.000 personas de diversos orígenes y etnias. En los ensayos clínicos de las tres vacunas participaron personas blancas, hispanas/latinas, negras, asiáticas y de otras razas/etnias.

Después de que los ensayos clínicos demuestran que las vacunas son seguras y eficaces, se requiere una serie de revisiones y evidencias independientes para demostrar su eficacia y seguridad. La FDA es responsable de garantizar que las vacunas contra el COVID-19 autorizadas o aprobadas por la FDA sean seguras y eficaces. Los expertos de Duke en ciencia inmunológica revisaron todos los datos disponibles sobre seguridad y eficacia de cualquier vacuna autorizada para garantizar que las pruebas respaldan su uso generalizado.

¿Qué ingredientes contienen las vacunas contra el COVID-19?

Las vacunas de Pfizer y Moderna utilizan ARNm para ordenar a las células de su cuerpo que fabriquen un trozo inofensivo de la "proteína de espiga" que se encuentra en la superficie del COVID-19. Su sistema inmunológico es engañado para que piense que se trata de un virus y produzca anticuerpos.  La vacuna no incluye un virus vivo. Su cuerpo destruye el ARNm y se deshace de él. No permanece en el cuerpo ni altera el ADN. Los otros ingredientes de las vacunas de Pfizer y Moderna son sal, azúcar y grasa. 

La vacuna contra el COVID-19 de Johnson and Johnson utiliza un virus del resfriado inactivado e inofensivo como portador del material genético que codifica una parte de la "proteína de espiga" del COVID-19 para ayudar al cuerpo a crear una respuesta inmunitaria contra el coronavirus que causa el COVID-19. Este tipo de vacunas son generalmente seguras para grandes poblaciones de personas.  
 
Ninguna de las vacunas contiene huevos, conservantes, tejido fetal, células madre, mercurio o látex. 

¿Las vacunas son seguras para los niños?

Por el momento, ninguna de las vacunas está aprobada para niños menores de 16 años. En los primeros ensayos clínicos de la vacuna COVID-19 sólo participaron adultos no embarazados de al menos 16 años de edad. Sin embargo, los ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 se han ampliado para incluir a los niños. Los fabricantes de vacunas aportarán más información a medida que avancen estos ensayos.

¿Las vacunas son seguras para personas embarazadas?

No se ha estudiado el efecto de las vacunas autorizadas contra el COVID-19 durante el embarazo. Sin embargo, sabemos que las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones a causa del COVID-19. Por eso animamos a todas las personas embarazadas a que hagan preguntas y hablen de sus preocupaciones con sus proveedores de atención médica.     

Hasta ahora, no se han observado efectos adversos significativos en las mujeres embarazadas que han recibido las vacunas de Pfizer o Moderna.

 

¿Debería vacunarme si estoy amamantando?

Las vacunas autorizadas contra el COVID-19 no fueron estudiadas en personas que están amamantando. Sin embargo, según los Centros para el Control de Enfermedades, no hay datos que indiquen que las vacunas sean un riesgo para los bebés que están amamantando. Si usted está amamantando, hable de sus preocupaciones con sus proveedores de atención médica. Duke Health ofrecerá a personas que están amamantando la opción de vacunarse de acuerdo con las directrices de Carolina del Norte para la distribución de vacunas.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede dejarme estéril/hacerme infértil?

No. No hay evidencias que sugieran que las vacunas causen infertilidad o afecten su capacidad de quedar embarazada. Un rumor en Internet afirma que una proteína creada por el cuerpo después de la vacunación es similar a una proteína necesaria para la formación de la placenta. Esto no es cierto. Las proteínas no son similares ni afectan la fertilidad o el embarazo. Los fabricantes de la vacuna están monitoreando a las personas de los ensayos clínicos que quedan embarazadas.

¿Las vacunas tienen efectos secundarios?

Existe la posibilidad de que se produzcan reacciones en el lugar de la inyección (enrojecimiento, hinchazón y dolor), así como fiebre, fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, náuseas, vómitos, diarrea, dolor muscular y/o dolor en las articulaciones. Estas son reacciones adversas que se observan comúnmente con otras vacunas. Puede haber otras reacciones que no se conocen actualmente. Si está recibiendo una vacuna de dos dosis, es importante que reciba la segunda dosis para garantizar la eficacia de la vacuna, incluso si experimenta efectos secundarios después de la primera dosis.

Si tiene una reacción alérgica grave después de la primera dosis de una serie de dos vacunas, como anafilaxia, no debe recibir la segunda dosis. La incidencia de que esto ocurra es baja, aproximadamente una de cada seis por cada millón de dosis.

¿Debería vacunarme si tengo alergias?

Puede recibir la vacuna si tiene alergias a medicamentos inyectables, antibióticos, animales domésticos, sustancias ambientales o alimentos. Las tres vacunas autorizadas contra el COVID-19 no contienen proteína de huevo, y son seguras para las personas que tienen alergia al huevo. Si tiene dudas sobre sus alergias, su médico puede ayudarle a determinar si los beneficios de la vacuna superan los riesgos.

¿Pueden recibir la vacuna las personas que no sean ciudadanos estadounidenses y afectará mi estatus migratorio el hecho de recibir la vacuna?

La vacuna contra el COVID-19 es gratuita y está disponible para todas las personas, independientemente de su ciudadanía o estatus migratorio. 


Recibir la vacuna no afectará negativamente su estatus migratorio ni se utilizará en determinaciones de "carga pública". Los datos recopilados durante la vacunación son confidenciales y no se utilizarán para el control de inmigración. El Departamento de Seguridad Nacional afirmó en una declaración que no estará presente en los lugares de vacunación para hacer cumplir la ley de inmigración.

Si he tenido COVID-19 y me he recuperado, ¿debo vacunarme?

Sí. Los primeros resultados sugieren que es posible que la inmunidad natural al COVID-19 no dure mucho tiempo. Se necesitan más estudios. Por lo general, recomendamos que se vacune tres meses después de recuperarse de la infección por COVID-19. Su inmunidad natural debería protegerle durante este tiempo dejando así que las personas no inmunes puedan obtener antes su vacuna. No hay ningún problema con vacunarse antes de los 90 días, siempre y cuando haya terminado el periodo de aislamiento. 

Preguntas sobre los puntos de vacunación

¿Debo presentar una identificación para vacunarme?

Por razones de seguridad y precisión, Duke Health le pide que traiga consigo algún documento que incluya su nombre y dirección actual como por ejemplo una factura de servicios públicos, un extracto de cuenta o su licencia de conducir. No obstante, Duke Health no negará acceso a las vacunas o a las citas para las vacunas si no puede proporcionar un documento de identificación. No se le negará la vacuna a ningún paciente por no tener una identificación.

¿Qué tanta de mi información personal será recolectada y compartida?

Duke Health recopila el nombre, la dirección, la fecha de nacimiento, el lugar en el que se aplicó la vacuna, la fecha en la que se aplicó la vacuna, la persona que la aplicó, información específica sobre la ampolleta de la vacuna y cómo se aplicó la vacuna (por ejemplo, en el músculo del brazo derecho). Esta información es requerida por el estado y por Duke Health para poder ponerse en contacto con el paciente después de la visita y para programar visitas adicionales. También se recoge información sobre raza y origen étnico, lo que ayuda a apoyar los esfuerzos de Carolina del Norte para la distribución equitativa de la vacuna contra el COVID-19.   
  
Carolina del Norte está obligada a presentar los datos de vacunación a los CDC para cumplir con requisitos federales. Los datos enviados a los CDC no se utilizarán para promocionar servicios comerciales a pacientes o a personas que no son pacientes, ni se utilizará para ayudar en el cobro de facturas de servicios, ni para la persecución o el cumplimiento civil o penal, incluyendo, pero sin limitarse a la aplicación de la ley de inmigración.

¿Habrá servicios de interpretación en mi cita de vacunación?

Sí, se prestan servicios de interpretación en todos nuestros puntos de vacunación.

¿Cuántas dosis necesitaré?

Las vacunas de Pfizer y Moderna requieren dos dosis. La vacuna de Pfizer requiere dos dosis con 21 días de diferencia. La segunda dosis de Moderna se aplica un mes después de la primera. Johnson & Johnson requiere una dosis.

Otras preguntas sobre las vacunas

¿Cuánto cuesta la vacuna?

La vacuna contra el COVID-19 está disponible sin costo alguno, independientemente de si tiene seguro médico o no. Si lo tiene, le enviaremos a su seguro médico una factura con un cobro administrativo únicamente, pero usted no tendrá que pagar nada. No se le negará la vacuna a ningún paciente por no tener seguro médico.

¿Cuáles son las diferencias entre las vacunas de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson?

Los datos de los ensayos clínicos muestran que las vacunas Moderna y Pfizer contra el COVID-19, aprobadas por la FDA, son igual de eficaces -el 95% en el caso de Pfizer y el 94,1% en el de Moderna- y son seguras para la mayoría de los adultos y diferentes grupos étnicos y raciales. Las vacunas se estudiaron ampliamente y se ensayaron con éxito en 30,000 personas antes de recibir la aprobación de la FDA. Desde entonces, se han administrado con seguridad a decenas de millones de personas.

La vacuna de Janssen (Johnson & Johnson) cuenta con una eficacia del 67% para prevenir una enfermedad de moderada a grave a causa del COVID-19 y del 85% para una enfermedad grave. Asimismo, el ensayo clínico determinó que la vacuna cuenta con un 100% de efectividad en la prevención de hospitalizaciones y muertes.

Las vacunas de Pfizer y Moderna utilizan la tecnología del ARNm
Ninguna de las dos vacunas utiliza un virus activo para ayudar al organismo a desarrollar inmunidad, como hacen algunas vacunas tradicionales. En cambio, ambas son vacunas de ARN mensajero (ARNm). Esta nueva tecnología de vacunas enseña al cuerpo a fabricar un trozo de proteína inofensiva, llamada proteína de espiga, que desencadena una respuesta inmunitaria que protege contra el COVID-19. Aunque se trata de un tipo de vacuna más reciente, los investigadores llevan décadas estudiando y trabajando con vacunas de ARNm. Las dos vacunas contra el COVID-19 se examinaron a fondo antes de ser aprobadas. Las vacunas de ARNm no manipulan su ADN ya que nunca ingresa a la célula. Encuentre más información disponible en el sitio web de los CDC.
 

La vacuna de Janssen (Johnson & Johnson) no utiliza la tecnología de ARNm. En su lugar, utiliza un virus del resfriado inactivado e inofensivo para ayudar al cuerpo a crear una respuesta inmunitaria contra el coronavirus que causa el COVID-19.

Diferencias entre las vacunas

  • Población para la cual se aprobó el uso de la vacuna 
    Las vacunas Moderna y la Janssen (Johnson & Johnson) fueron aprobadas para ser utilizadas en personas de 18 años o más. La vacuna de Pfizer fue aprobada para ser utilizada en personas de 16 años en adelante.
     
  • Intervalos de dosificación
    Ambas vacunas requieren dos dosis, pero el intervalo de tiempo para la segunda dosis es diferente. La segunda dosis de Moderna se administra 28 días después de la primera dosis; la segunda dosis de Pfizer se administra 21 días después de la primera dosis. La vacuna de Janssen (Johnson & Johnson) requiere una sola dosis.
     
  • Efectos secundarios
    Las vacunas pueden causar efectos secundarios similares, como enrojecimiento, hinchazón y dolor en el lugar de la inyección, fiebre, fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, vómito, diarrea, dolor muscular y/o dolor en las articulaciones. Estos son signos de que su sistema inmunitario está generando protección contra el virus. Se han dado casos raros de una reacción alérgica grave después de la vacuna de Pfizer, pero no después de la vacuna Moderna. Esto no se observó en los ensayos clínicos.
     
  • Almacenamiento de las vacunas
    Ambas vacunas requieren ser almacenadas en frío, sin embargo, no al mismo nivel. La de Moderna puede almacenarse en el congelador de un refrigerador, mientras que la de Pfizer requiere congeladores ultrafríos. Esto hace que la vacuna de Moderna sea más fácil de distribuir. La vacuna de Janssen (Johnson & Johnson) no requiere almacenamiento en frío.

Si me pongo la vacuna, ¿tengo que seguir usando una mascarilla y manteniendo el distanciamiento social?

Sí. Las vacunas pueden reforzar el sistema inmunitario para que esté preparado para luchar contra el virus en caso de estar expuesto, pero aún no se sabe del todo si las personas vacunadas podrían seguir transmitiendo el virus. Al principio, no tendremos suficientes vacunas para vacunar a todos los que lo deseen, y el virus seguirá estando presente en la comunidad. Por lo tanto, usar una mascarilla, practicar el distanciamiento social y lavarse las manos con frecuencia ayudará a reducir la posibilidad de estar expuesto al virus y de transmitirlo.

Si recibo la primera dosis en un punto de vacunación que no hace parte de Duke Health, ¿puedo recibir la segunda dosis en un punto de Duke Health?

Si necesita una segunda dosis de la vacuna Moderna o Pfizer pero no recibió su primera dosis en Duke, puede recibirla en una de nuestras clínicas abiertas al público sin necesidad de cita previa. También puede llamar a nuestra línea directa de COVID-19 al 919-385-0429 para programar una cita para la segunda dosis de la vacuna.

Preguntas sobre la vacuna Johnson & Johnson

¿Duke Health ofrece la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson?

Duke Health está ofreciendo la vacuna de Johnson & Johnson después de que los CDC y la FDA realizaran una revisión exhaustiva de seguridad que determinó que se debía retomar el uso de la vacuna. Los CDC y la FDA encontraron que la vacuna es segura y eficaz para prevenir el COVID-19. Los datos disponibles muestran que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna superan sus riesgos conocidos y potenciales en individuos de 18 años o más. Estos datos sugieren que la probabilidad de que se produzcan efectos secundarios preocupantes después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson es muy baja, sin embargo, la FDA y los CDC seguirán supervisando con atención a las personas que reciban cualquier vacuna contra el COVID-19 para detectar eventos inesperados.

¿Cuáles son los efectos secundarios por los cuales los CDC y la FDA suspendieron temporalmente el uso de la vacuna Johnson & Johnson?

Un número muy reducido de pacientes que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson experimentaron coágulos de sangre graves y poco frecuentes. La reacción adversa se produjo en mujeres de entre 18 y 59 años, y los síntomas aparecieron entre 6 y 15 días después de la vacunación. Los efectos secundarios asociados con el bajo número de pacientes que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson no se han presentado en personas que recibieron una vacuna de Pfizer o Moderna.

¿Con qué frecuencia se presentan los posibles efectos secundarios de mayor preocupación?

El efecto secundario de los coágulos sanguíneos es sumamente raro. De acuerdo con los informes de los CDC, los coágulos sanguíneos se producen en un promedio de alrededor de siete por cada millón de mujeres vacunadas entre las edades de 18 y 49 años. Ninguno de estos casos ha ocurrido en Duke o en Carolina del Norte.

¿De cuáles efectos secundarios debería estar pendiente si ya he recibido la vacuna de Johnson & Johnson?

Las personas que hayan recibido la vacuna de Johnson & Johnson y desarrollen un fuerte dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar entre seis días a tres semanas después de haberse vacunado deben buscar atención médica.  Estas reacciones adversas son muy poco comunes, pero su seguridad es nuestra prioridad.

¿Hay otros efectos secundarios que no sean graves?

Las personas que han recibido la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson no deben preocuparse por las reacciones comunes a las vacunas que se producen a los pocos días de recibirlas, como dolor, fatiga, fiebre baja o náuseas. Ninguno de estos síntomas está relacionado con la preocupación más grave que son los coágulos sanguíneos.

¿Se considera que la vacuna de Johnson & Johnson es segura para todo el mundo?

Los datos disponibles indican que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna de J&J superan sus riesgos conocidos y potenciales en personas de 18 años o más, sin embargo, la reciente pausa en la distribución de la vacuna de J&J ha ocasionado una leve preocupación por los raros efectos secundarios de coagulación sanguínea que se presentaron en unas pocas mujeres jóvenes saludables que recibieron la vacuna.

Reconocemos que algunas personas seguirán preocupadas por el riesgo muy bajo de este efecto secundario grave y pueden preferir recibir una de las vacunas de ARNm de dos dosis (Pfizer o Moderna) en lugar de la vacuna Johnson & Johnson de una sola dosis. Tenemos un amplio suministro de las vacunas Moderna y Pfizer. Recomendamos que las personas consulten a su médico personal y le hagan preguntas sobre cual vacuna puede ser la mejor para usted.