La vacuna contra el COVID-19 y el embarazo

Para personas que estén planificando un embarazo, estén embarazadas o en periodo de lactancia

View in English

Si aún no se ha vacunado, los expertos le recomiendan encarecidamente que se vacune contra el COVID-19 lo antes posible. Las vacunas han demostrado ser seguras para las personas que planean un embarazo, que están embarazadas y que están lactando. 

Las vacunas contra el COVID-19 le protegerán de la enfermedad por el COVID-19 y, sobre todo, de enfermar de gravedad y de morir. Si la vacuna requiere dos dosis, debe recibir ambas para conseguir el mayor efecto posible.

Si tiene preguntas o inquietudes, hable con su médico. Ellos pueden ayudarle a tomar una decisión sobre la vacunación que sea adecuada para usted.

Obtenga su vacuna contra el COVID-19

Es seguro ponerse la vacuna contra el COVID-19 cuando se planea quedar embarazada

Las vacunas contra el COVID-19 no afectan la fertilidad
No hay evidencia que sugiera que la vacuna pueda afectar la capacidad de un hombre o una mujer para tener un bebé. No producen infertilidad.

Es seguro ponerse la vacuna contra el COVID-19 durante el embarazo

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para las personas embarazadas
Cientos de miles de personas embarazadas han recibido las vacunas contra el COVID-19. Bien sea que se hayan vacunado en el primer trimestre o más adelante en el embarazo, no se ha informado de un aumento del riesgo de pérdida del embarazo, problemas de crecimiento o malformaciones congénitas.

Las vacunas contra el COVID-19 transfieren anticuerpos protectores a su bebé a través de la placenta
Los anticuerpos pueden proteger a su bebé del COVID-19 y reducir su riesgo de enfermedad grave y muerte.

Contraer el COVID-19 durante el embarazo puede ser muy grave
Sin la vacuna, las personas embarazadas corren un alto riesgo de enfermar gravemente si se contagian de COVID-19. Son más propensas a:

  • experimentar un parto prematuro.
  • desarrollar complicaciones graves, especialmente si tienen otras condiciones de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.
  • ser hospitalizadas, necesitar cuidados intensivos y requerir un equipo especial para respirar.
  • morir.

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para las personas lactantes

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para las personas que estén amamantando y para sus bebés
No hay ninguna razón para que las personas en periodo de lactancia se preocupen por la seguridad de la vacuna para ellas o para sus bebés.